La personalización de las Carreras está cada vez más cerca

 
  Comparte esta Información.

La posibilidad de que los estudiantes decidan el futuro de sus estudios con cursos de distintas universidades aumenta cada vez más

Elegir una carrera nunca es sencillo, pero puede ser más difícil aún si para realizar esa elección primero se tienen que descartar otras tantas ideas. La confusión de los estudiantes al momento de tomar la decisión, combinada con la interminable oferta de cursos y carreras de nivel superior lleva a que muchas veces los estudiantes crean que quizá lo mejor sería encontrar la forma de hacer “un poco de cada carrera”. Aunque suene utópico, esta opción es cada vez más real.

La tendencia a generar una Educación Superior flexible crece cada vez más. Los avances concretos se dan fundamentalmente en Estados Unidos, pero el debate por el cambio que esta concepción podría generar alcanza todos los rincones del mundo.

Algunos teóricos defienden el derecho de los estudiantes a obtener créditos en diferentes universidades con la posibilidad de transferirlos luego al centro que deseen, para poder “armar” su propia carrera sin tener que limitarse a un único proveedor de educación. Las asociaciones de estudiantes e incluso algunos centros educativos apoyan estas sugerencias, pero se mantienen atentos a los riesgos que un cambio de tal magnitud podría implicar.

 

¿Esta libertad puede aplicarse en todos los sistemas educativos? ¿No causaría una pérdida de las universidades emergentes o más pequeñas favoreciendo a las de más prestigio? ¿Qué pasaría si las universidades no pueden contemplar las necesidades de estudiantes tan diversos? ¿Ya no podrían generarse cursos progresivos que demanden al alumno el conocimiento de un curso anterior para apuntarse al que actualmente le interesa? ¿Cómo se firmaría el título de un profesional de distintas universidades? ¿Aceptarían los colegios profesionales la asociación de un egresado con un título de ese estilo? ¿Cómo se aseguraría la calidad de los cursos?

Las dudas al respecto son muchas, pero también las certezas. Los estudiantes afirman que de este modo tendrían mayores libertades para elegir dónde estudiar, pero también cómo y cuándo si además se sumar al debate la posibilidad de optar por cursos online de diferentes universidades que complementen a los presenciales. Por otra parte, un sector de los docentes cree que este sistema flexible garantizará que cada curso enseñe exactamente lo que debe enseñar, olvidando la necesidad de conocimientos previos o el "ahorro" de conocimientos para el próximo nivel: el profesor deberá crear un curso conciso basándose en que sus estudiantes cambiarán constantemente y en que lo que enseñe debe ser una herramienta global en lugar de focalizada en una única carrera.

Si bien las iniciativas concretas que  practican esta modalidad son escasas, el debate se encuentra sobre la mesa y abre la posibilidad de que en un futuro próximo cada estudiante pueda elegir cómo personalizar su carrera, por lo que es importante comenzar a pensar en esta como una opción que tarde o temprano llegará a todos los sistemas educativos del mundo.

Fuente: Universia.es


 
  Comparte esta Información.








Facebook


© Copyright 2017. Todos Los Derechos Reservados