12 Tácticas para duplicar tu Productividad

 
  Comparte esta Información.

En el estudio, en el trabajo o en cualquier quehacer diario. Son muchos los ámbitos en los que necesitamos estar motivados y dar lo mejor de nosotros mismos. En definitiva, queremos ser productivos y eficaces. Vamos a ver 12 tácticas que te ayudarán a duplicar tu productividad, y lo vamos a dividir tal y como nos lo cuentan desde la revista digital Pick The Brain: entre los distintos hábitos que deberías incorporar durante la mañana, el día y la noche.

Incrementar la productividad por la mañana

Bebe agua nada más despertarte

 

Tu cuerpo ha perdido hidratación durante la noche. Si lo primero que haces al levantarte es beber agua, tus órganos comenzarán a funcionar mejor y sentirás más energía.

Haz un desayuno saludable

No subestimes la importancia de desayunar bien. Ya sabes que siempre se ha dicho que es la comida más importante del día. Y así es. No puedes comenzar tu jornada con fuerza si tienes el estómago vacío, así que hazlo de manera equilibrada y ya verás qué bien empiezas tu día.

Practica algo de ejercicio o haz estiramientos

Si te levantas justo para ir a clase o a trabajar no te va a dar tiempo de hacer esto, pero si analizas las rutinas de las personas que han alcanzado el éxito verás que son madrugadoras y que dedican parte de esos primeros minutos del día a hacer algo de ejercicio. Te ayudará despejar la mente y el cuerpo. Y si ves que realmente no te da tiempo a hacerlo, puede bastar con unos estiramientos antes de ponerte con tu actividad diaria.

Mírate al espejo y sonríe

Pensarás, ¿y qué tiene que ver esto con la productividad? Simplemente se trata de un hábito que te ayudará a ganar confianza y a sentirte feliz y contento para afrontar lo que viene por delante. Prueba y me cuentas a ver si funciona

Cómo mantenerte productivo durante el día

5. Primero, lo importante

Para gestionar correctamente tu tiempo has de saber priorizar lo importante frente a lo urgente. Muchas personas pasan su día ocupadas haciendo realmente nada. Tienes que centrarte en aquello que de verdad dará resultados. Establece un plan de acción y elabora una lista de tareas pendientes. Trata de no perder tiempo en aquello que, en realidad, no está contribuyendo a diseñar un futuro mejor para ti. Y esto hazlo marcando pequeños hitos en tu día a día, no solo a largo plazo.

6. Escucha audios mientras viajas

Si para ir a clase o al trabajo tienes que hacer algún trayecto en transporte público ¡saca partido a ese valioso tiempo! Puedes ir leyendo o también escuchando grabaciones de audio que te ayuden a mejorar tus conocimientos. Puedes ponerte charlas de personas que te inspiren en tu sector y ya verás con qué motivación llegas a tu destino.

7. Descansa para recargar pilas

La fuerza de voluntad va disminuyendo conforme se va utilizando y avanza la jornada. Por eso, tu cuerpo y tu mente necesitan hacer descansos de vez en cuando para recuperar energía.

8. Identifica y elimina los ladrones del tiempo

A veces, casi siempre diría yo, perdemos valiosos minutos prestando atención a nuestro teléfono, conectados a las redes sociales o al Whatsapp. Pero hay otros aspectos que también te están distrayendo. Esto puede puede mermar gravemente tu productividad, y por eso has de identificar aquellos ladrones del tiempo que pueden afectar a tu rendimiento. Y deshacerte de ellos.

Aumentar tu eficiencia por la noche

9. Planifica lo que tienes que hacer al día siguiente

Si quieres duplicar tu productividad cuando termine tu día debes realizar una planificación de lo que toca hacer a la mañana siguiente. Es recomendable ponerlo por escrito para visualizarlo. Si lo tienes preparado de antemano tu mente sabrá qué hacer, tendrá todo más ordenado y conseguirá ser más productiva, ya que no perderá un valioso tiempo en organizarse.

10. Vuelve a hacer algo de ejercicio

Si cuando terminas de trabajar o de estudiar vuelves a hacer algo de ejercicio, tu cuerpo te lo agradecerá. Liberarás las tensiones acumuladas durante el día y tu mente regresará más despejada. Puede bastar con caminar media hora a ritmo rápido.

11. Lee antes de dormir

Hay estudios que afirman que leer antes de ir a dormir tiene múltiples beneficios para salud. Sabemos que en general los tiene, pero hacerlo en este momento de tu día te ayudará a desarrollar la inteligencia, mejorará la calidad del sueño, te servirá para ser más empático, más perspicaz y contribuirá a que tengas una saludable salud mental, ya que alivia la ansiedad.

12. Duerme lo suficiente

Termina tu día y llega el momento de descansar. Aunque estas tácticas que hemos visto te ayudarán a ser más productivo, todo esto no valdrá de mucho si no duermes lo suficiente, puesto que tu cerebro y tu cuerpo necesitan descansar adecuadamente para rendir al máximo al día siguiente.

Fuente: Becasestudio.es


 
  Comparte esta Información.








Facebook


© Copyright 2017. Todos Los Derechos Reservados